Flujos de caja


Flujos de caja

Tasaciones inmobiliarias. El método de actualización. Flujos de caja.

Para el cálculo por método de actualización en primer lugar se tendrán que estimar los flujos de caja: 

 

Los flujos de caja pueden ser inmobiliarios y operativos. Se entenderá por flujo de caja inmobiliario, los cobros y pagos futuros que traigan causa del inmueble objeto de valoración. Se entenderá por flujo de caja operativo los de la explotación que utilice el inmueble objeto de valoración. Estos flujos se calcularán sumando al beneficio de la explotación en el ejercicio después de impuestos las dotaciones a amortizaciones realizadas en el mismo y restando de esta suma las inversiones efectuadas en dicho ejercicio al inmovilizado y al fondo de maniobra.

 

- Cuando se vaya a calcular el valor de tasación para servir de garantía hipotecaria, los beneficios a considerar serán exclusivamente los ordinarios del correspondiente ejercicio.
- Se entenderá por fondo de maniobra la diferencia entre el saldo del activo circulante y el de acreedores a corto plazo del balance.
- El inmovilizado, el activo circulante y los acreedores a corto plazo abarcaran las cuentas que se señalan en los arts. 176, 177 y 480 del Real Decreto-Legislativo 1564/1989, de 22 de diciembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades Anónimas.
- Los flujos de caja se estimarán teniendo en cuenta el régimen del inmueble objeto de valoración y, en todo caso, se utilizará la hipótesis más probable para determinar sus cuantías y las fechas en que se realizarán los cobros y los pagos.
- Dichos flujos de caja se calcularán en unidades monetarias del año a que se refiera el valor de la tasación, sin tener en cuenta, por tanto, el efecto inflacionista.

 

Fuente: www.teiatecnicos.es

Go to Top